vendredi 24 décembre 2010

2011 Pulpo V


A pesar de saber que todo son convencionalismos humanos que responden a la necesidad de ordenar todo lo que ocurre a nuestro alrededor, no puedo evitar que el cambio de año me emocione siempre un poco.
Me gusta participar del teatro de las 12 uvas y tengo un punto de inflexión en mi calendario mental (RT) el día 1 de Enero.
Estos últimos días estoy leyendo, por primera vez, palabras de Ortega y Gasset. Un libro que alguien cercano a mí se encontró oportunamente en la calle. Como se despegan partículas del blanco nacarado de la portada que tienen a bien el quedarse incrustaditas en mi huella dactilar, lo llevo temporalmente malforrado con un periódico francés que envolvió antes otras cosas, no sea que me pare la policía y no sepa quién soy... Volviendo a Ortega y Gasset, tengo que decidir todavía si estoy de acuerdo con todas sus opiniones, lo que está claro es que sus palabras son como hilos de oro para los oídos o para los ojos en este caso... Es un placer sumergirse en la lectura de una tal habilidad para comunicar.
Quería reproducir aquí una de sus opiniones que sí entiendo y que comparto con todo mi cuerpo de metro setenta y siete:
"desde mi punto de vista es inmoral que un ser no se esfuerce en hacer cada instante de su vida lo más intenso posible"

Así pues, para concluir con esta opinión tan clara, decir que este 2011 merece ser un buen año y espero que así sea para todos...

5 commentaires:

javier a dit…

Feliz fiestas Mercè!!!
... había escuchado la frase en alguna ocasión, pero no sabia de quien era,......es de aquellas para escribirla con letras bien grandes en el techo del dormitorio, como recordatoria una vez te levantas.
....Menos mal de estos encuentros fortuitos...Es la pera, me pasó con un libro de Henry Miller y ahora no puedo dejar de leer su libros.

Ostras ...jajaja!!...ya tengo " L´esquelet".está genial!!!
Bueno, un abrazo bien grande y un especial RT!!!!

Ezequiel Tadeo a dit…

Estoy completamente deacuerdo con el tema de la navidad, cada año hago un escrito para la entrada del susodicho y acontecido, donde reflexiono sobre mi forma de ver las cosas.

Me gustaria compartir con tigo el de este año, y que me dieras tu opinión.

http://ezequieltadeo.blogspot.com/2010/12/la-espera-del-2011.html

Mercè López a dit…

Javier, perdón por tardar tanto en responder a tu comentario!
Henry Miller es una locura, verdad? Yo sólo leí uno de sus libros "el trópico de capricornio" pero que fuerza tiene este hombre con la palabra.
Me ocurrió también con Unamuno... y con Dostoievski!
Un beso muy fuerte!

Mercè López a dit…

Ezequiel en un ratito me paso por tu blog a ver tu reflexión!
Gracias!

Anonyme a dit…

che mercé, vaya frase potente y vaya deseo para el 2011! parece te hayan hecho caso aquellos que estan ahora por las calles de las ciudades del mundo, esforzandose en hacer los instantes de sus vidas (y de las nuestras) mas intensos, mas justos... es decir mas humanos. a ver ahora si repitiendo tu deseo y golpeando tus tacones tres veces logras contagiar a nuestro viejo continente adormecido en consumo, vanidades y anti-depresivos... cierto, la quinta mujer pulpo es preciosa! bravo et merci!